Hasta hace unos meses la noticia era que el Banco Santander contaba con aproximadamente un 90% de resoluciones a su favor en la comercialización de sus valores convertibles. Sin embargo en los últimos meses han sido más de una decena las sentencias publicadas a favor de particulares, la última; una sentencia de 25 de marzo de 2014 del Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Santiago de Compostela.

Se trata de una sentencia de especial relevancia jurídica, pues aparte de declarar la nulidad del contrato en ese caso en concreto, establece importantes conclusiones relativas a la mala praxis bancaria empleada por el Banco Santander en la masiva comercialización de este producto en tiempo récord.

Estamos por tanto ante un cambio de rumbo en las resoluciones judiciales muy favorable para el colectivo de afectados por los Valores Santander. Sin embargo y en cualquier caso con carácter previo a entablar una acción judicial de nulidad en este sentido, será muy importante analizar todas las circunstancias de cada caso concreto, pues serán las determinantes para concluir si ha existido un vicio en el consentimiento y por tanto obtener una sentencia favorable.