EL TS determina la validez de las cláusulas de penalización por no acudir a la firma de la escritura de compraventa de vivienda

El Tribunal Superior, en fallo de 15/04/2014, resuelve en este sentido en un caso en el que el contrato contenía una cláusula por la que, en caso de incumplimiento del comprador de su obligación de comparecer a la firma de la escritura pública, habiendo sido requerido para ello por la promotora, facultaba a esta última a resolver el contrato, y a percibir una indemnización igual a las cantidades satisfechas hasta ese momento por el comprador.

Los compradores presentaron demanda solicitando que se declarara la nulidad de la cláusula por abusiva, y la devolución de las cantidades,  basándose en la LGDCU, pero tanto en primera instancia como en apelación, y posteriormente el TS, confirmando el criterio de los tribunales inferiores, los tribunales entendieron que la promotora soporta una serie de gastos, y por ello, al no formalizarse la compraventa, tiene derecho a una compensación por los mismos, proporcionada al daño causado (siendo obligación de los compradores el probar la desproporción de la indemnización pactada en el contrato).

Cuenta sin embargo la sentencia con un voto particular de cuatro magistrados, que entienden en común que no dar al comprador la misma facultad de resolver el contrato convierte las cláusulas de penalización en abusivas, aunque si se justificaría la retención de cantidades, en concepto de indemnización.