Es nula mi cláusula suelo?¿ Puedo eliminarla reclamando?

En el primer artículo de la serie vimos qué es una cláusula suelo, en el siguiente artículo aprendimos la forma de identificarla en nuestra escritura de préstamo hipotecario. Esta vez, continuando la serie de artículos como guía sobre el tema, veremos a continuación las opciones de eliminar la cláusula suelo de nuestra escritura, determinando si la misma puede ser anulada, y viendo como reclamar la retirada de la clausula suelo al banco con el que tenemos el préstamo hipotecario. Este supuesto aplicará a aquellas entidades que no las han eliminado ya tras ser condenados a ello por el Tribunal Supremo ( BBVA, ABANCA y Cajamar, ya las retiraron y  Santander y Banesto no las aplican).

¿Es nula mi cláusula suelo?

El fundamento de la nulidad de las cláusulas suelo se extrae de la sentencia del Tribunal Supremo (en adelante TS) de 09 de mayo de 2013, que pese a entender que este tipo de cláusulas son válidas y legales, declaraba nulas las cláusulas suelo de las entidades BBVA, ABANCA y Cajamar, en relación a la forma en la que se habían incluido en este tipo de contratos, cuando concurrían una serie de condiciones.

El TS entendió que la forma en la que habían sido incluidas en este tipo de contratos vulneraba los derechos de  los consumidores, dado que al ser cláusulas no negociadas individualmente, las mismas debían recoger las siguientes características: claridad, sencillez, accesibilidad, legibilidad, y lo más importante, buena fe y justo equilibrio entre derechos y obligaciones para las partes contratantes.

Requisitos para entender nula la cláusula suelo

El TS ha entendido que es necesario un doble control de transparencia, tanto en cuanto a la redacción de la cláusula suelo, como en lo relativo a la explicación a sus clientes de las implicaciones de la misma. Se deben cumplir los siguientes puntos:

  • Que se haya dado información suficientemente clara de que se trata de un elemento definitorio del objeto principal del contrato
  • Que se hayan realizado simulaciones de escenarios diversos relacionados con el comportamiento razonablemente previsible del tipo de interés al momento de contratar (esto es, una clara explicación de lo que la cláusula puede suponer en relación a la evolución de la vida del préstamo hipotecario)
  • Que exista información previa, comprensible y clara, sobre el coste comparando con otras modalidades de préstamo
  • Que no se produzca la inclusión de la cláusula suelo de forma conjunta a la cláusula techo por producir confusión, al aparentar una contraprestación entre ambas que no lo es tal
  • Que se haya realizado una oferta previa vinculante, con la posibilidad de examen previo de la escritura en la notaría antes de su firma (lo que debe quedar acreditado por al entidad bancaria)
  • Que se produzca una lectura comprensible de la escritura en el Notario

Si se demuestra que no se ha llevado a cabo alguna de las situaciones anteriores (no es necesario que se den todas juntas), se puede reclamar a nuestro banco la retirada de la cláusula suelo de nuestro contrato de préstamo.

¿Puedo eliminar la clausula suelo reclamando?

Lo habitual será que los bancos nieguen que se hayan incumplido los requisitos de transparencia en su contratación (los que todavía no han sido condenados), y no procedan a su retirada de forma voluntaria, si no se tiene una sentencia judicial que les obligue.

eliminar clausula suelo

Si su banco no ha procedido a eliminar la cláusula suelo de su contrato de préstamo hipotecario, siempre puede solicitar su retirada mediante una petición amistosa, basándose en el  incumplimiento de los requisitos anteriormente citados para su validez que el TS indicó.A partir de aquí, es el banco el que tiene que acreditar que la información dada a sus clientes en relación a la cláusula suelo ha sido lo suficientemente clara y entendible como para evitar que los clientes se puedan llevar a engaño sobre las obligaciones que les impone la aplicación de la misma.

Si el banco no atiende a su petición amistosa para eliminar la clausula suelo del contrato de préstamo, que será lo más habitual, es el momento de iniciar una actividad judicial contra la entidad, demandando ante el Juzgado de lo Mercantil competente.

Con esto solicitamos a un Juez que obligue a la entidad bancaria a cumplir con la legalidad vigente, y declare la nulidad de dicha cláusula, se ha demostrado que las demandas interpuestas de forma individual se tramitan con mayor rapidez que las conjuntas de ADICAE por ejemplo, y tenemos ya bastantes casos de exito donde se anulan y se recuperan las cantidades pagadas de más.

En el siguiente artículo hablamos de la posibilidad de recuperar las cantidades pagadas de más en su hipoteca.