Las obligaciones fiscales del mes de julio afectan tanto a autónomos como a entidades mercantiles. Estas últimas, aparte de las autoliquidaciones trimestrales, deben presentar también el Impuesto sobre Sociedades, donde relacionarán sus rentas anuales.

Hasta el día 21 hay que presentar los siguientes modelos, por parte de los contribuyentes obligados a cada uno de ellos:
Renta y Sociedades: Retenciones e ingresos a cuenta del segundo trimestre de los diferentes rendimientos (rentas del trabajo, actividades económicas, etc.). Modelos 111, 115, 117, 123, 124, 126, 128, 136, y los correspondientes a grandes empresas.

Pagos fraccionados de renta del segundo trimestre, modelos 130 (estimación directa) y 131 (estimación objetiva).
IVA: Autoliquidaciones del segundo trimestre, modelo 303. Autoliquidaciones de operaciones intracomunitarias, modelo 349 y resto de modelos del impuesto correspondientes a grupos de entidades, operaciones electrónicas, etc. (modelos 322, 340, 353, 380, 303, 309, 367, 380, 308, 341).
Impuesto sobre primas de seguros, modelo 430.
Impuestos medioambientales, modelo 584 y 585.
Impuestos especiales de grandes empresas.

Hasta el día 25.
Declaración anual del impuesto de sociedades, modelos 200 y 220, para aquellas entidades cuyo cierre fiscal coincida con el año natural.

Hasta el día 30.
Plazo de presentación en el Registro Mercantil de las cuentas anuales de las sociedades. Hay que tener en cuenta que las cuentas anuales se presentarán en el plazo de un mes desde su aprobación y que el día límite para ello sería el 30 de Junio. Por tanto el depósito deberá hacerse en función de esa fecha, pero nunca después del 30 de julio.