¡No caigas en las trampas de la banca! En muchos casos NO debes reunificar ni refinanciar deudas porque empeora tu situación. Lo único que tienes que hacer es demostrar que no puedes pagar. Infórmate de las soluciones válidas.

¿En qué consiste la Ley de Segunda Oportunidad?

El objetivo de la Ley de Segunda Oportunidad es propiciar el concurso de acreedores para aquellos deudores “de buena fe” que no puedan pagar sus deudas.

Te permitirá liberarte y extinguir tus deudas, desde un plan de pagos mensual asumible para el deudor, hasta la cancelación de todas las deudas en caso de insolvencia total para que se acabe tu pesadilla con las deudas.

Pasos a seguir, el Concurso de Acreedores

La solicitud de acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad, puede ser presentada por personas físicas (particulares o autónomos)

Si el concurso de acreedores se hace a tiempo, supondrá salir de la situación angustiosa de sobreendeudamiento y podrás disponer de los ingresos para satisfacer tus necesidades básicas.

Tras la Declaración del Concurso de Acreedores:

  • Se levantan los embargos.
  • Se suspenden los pagos de las deudas anteriores.
  • Se paralizan los intereses.

Los acreedores no podrán iniciar demandas contra ti y evitarás que las demandas ya existentes terminen en el embargo indiscriminado de tu patrimonio y de tus ingresos.

Tu deuda puede reducirse ostensiblemente

  • En el concurso de acreedores para convenio se negocian rebajas hasta del 50% de las deudas y se aumenta el periodo de pago sin intereses hasta 5 años o más.
  • En el concurso de acreedores para liquidación y exoneración de deudas, podrás quedarte con el 25% de las deudas o tus deudas podrán reducirse a “cero”

Consulta a nuestros expertos

Te aportamos soluciones válidas

Para todo ello, es necesaria la ayuda de un profesional. Como expertos, te aconsejarnos y acompañarnos en todo el proceso.

Share This