En situaciones difíciles, cuando las deudas siguen creciendo por la imposibilidad de cumplir a tiempo con los pagos, sobre todo cuando los acreedores son los bancos, es necesario contratar a un abogado, en caso de que los conocimientos sobre la ley y los derechos propios no sean suficientes para hacerlo por uno mismo.

Recuerda que tener un buen abogado puede salvar en el mejor de los casos tu patrimonio, si no, puede ayudarte a que tu situación financiera no empeore debido a las deudas adquiridas con los bancos. Ten presente que ahorrar en abogado puede resultar a la larga más costoso.

Antes de contratar a un abogado debes estar seguro de que tu situación financiera en realidad te imposibilita a cumplir con tus obligaciones y deuda, pero si en realidad puedes, es decir tienes los recursos para pagar la deuda, el abogado no podrá hacer mayor cosa, por lo que no esperes grandes resultados en este caso.

Revisar su experiencia

A la hora de elegir el profesional que te representara ante el banco, revisa su experiencia en este tipo de negociaciones, muchas veces los abogados referidos por personas que han pasado anteriormente por situaciones similares y han logrado salvar su patrimonio son los más recomendados. No solamente las firmas grandes y reconocidas son las que te pueden ayudar, muchas veces estas grandes firmas tienen grandes clientes, por lo que tu caso, si bien es muy importante no será prioritario; pequeñas firmas de abogados pueden focalizarse más en tu caso.

Honestidad y franqueza

Cuando hables con tu abogado debes ser totalmente honesto sobre tu situación financiera, la información que le des va a ser por completo confidencial y es de su interés ayudarte, así obrara sus honorarios y estará seguro de que le darás una buena referencia con otros posibles clientes.

Si lo que buscas es declararte en banca rota, díselo a tu abogado y no renegocies la deuda, puesto que si consolidas o negocias la deuda no podrás declarar legalmente tu estado de quiebra. Tu abogado te explicaría con detalles las ventajas y desventajas que tendrá para tu patrimonio y tu futuro financiero declararte en quiebra.

Si junto con tu abogado han decidido renegociar y cancelar la deuda, asegúrate de tener un documento válido que muestre y certifique el pago total de la deuda. Conserva este documento por al menos diez años ya que las autoridades lo pueden requerir.