En este artículo comenzamos una serie en la que pretendemos aclarar conceptos y trasladar la idea general de lo que son las clausulas suelo de las hipotecas al público en general, y como se debe actuar a la hora de defenderse y gestionar cada caso.

¿Qué son las cláusulas suelo y cuanto nos cuestan?

Todo el mundo, o cuanto menos todo aquel que tenga contratado un préstamo hipotecario, ha escuchado hablar de las denominadas cláusulas suelo, sin embargo esa no es la denominación técnica que reciben estas cláusulas en las escrituras de préstamo, los bancos suelen utilizar eufemismos  como “limitación del tipo de interés variable” o similares. Esto motiva que no todo el mundo sea realmente consciente de su significado, funcionamiento, y sobre todo del coste que suponen cada mes.

a)  ¿Qué son las cláusulas suelo?

El suelo propiamente, es el tipo de interés mínimo que se va pagar por el préstamo hipotecario. Es decir, con independencia de que se haya pactado un tipo de interés variable para la hipoteca, por lo general en función del Euribor, en la práctica es un tipo de interés variable únicamente al alza, con un mínimo fijo del que no bajará aun cuando el Euribor sí lo haga.

b)  ¿Cómo funciona y cuando se aplica la cláusula suelo?

Siempre que el tipo de interés variable aplicable en cada periodo (Euribor más diferencial), sea inferior a la cláusula suelo, se aplicará esta última. Por lo tanto, en momentos como el actual, los clientes no podrán beneficiarse del descenso del Euribor pese a haber contratado un tipo de interés variable. Aunque ya desde este artículo de definiciones deben saber que anular la clausula suelo es posible y se pueden recuperar las cantidades aportadas de más.

c)  ¿De cuánto suele ser?clausula suelo definicion

Este dato va depender de cada entidad bancaria, de la promoción concreta de cada entidad (la oferta del momento), y en algunos casos de tipo de préstamo del cliente. Lo más habitual es que estén entre el 2,5 y 5%.

d)  ¿Cómo le afecta la cláusula suelo a la reducción del diferencial?

El diferencial será aquel importe que se suma al Euribor para determinar el interés variable aplicable en cada periodo. Es muy habitual que el Banco ofrezca la posibilidad de reducir ese diferencial a cambio de contratar diversos productos con la entidad; seguros, tarjetas, domiciliaciones, etc.

Pues bien, la existencia de una cláusula suelo, puede llegar a dejar sin efecto la reducción del diferencial, cuando el tipo de interés resultante (Euribor más diferencial) sea inferior al suelo establecido.

e)  ¿Cuánto me cuesta al mes?

Todos aquellos afectados que ha conseguido eliminar la cláusula suelo de su préstamo hipotecario, han visto reducida su cuota mensual entre 100 y 200 euros, en función del valor del suelo, el importe y años del préstamo. Es decir, estamos hablando de ahorrarse entre 100 y 200 euros al mes durante el todo periodo de tiempo e que el euribor está en niveles tan bajos.

En el siguiente artículo analizaremos la ubicación y denominación que reciben las cláusulas suelo en las escrituras de préstamo de cada entidad Bancaria, así como  los requisitos de su nulidad, para que todo el que tenga contratado un préstamo hipotecario sea capaz de identificarlas y comprobar si sufre sus efectos.

 

 

Share This